Creemos que la Educación Cristiana va mucho más allá de una “clase de religión” o de nuestras propias clases de Orientación Cristiana.

El carácter cristiano de nuestro servicio educativo es integral, habla de una forma de entender y relacionarse con el mundo y con nosotros mismos.

Por eso, nuestras prácticas educativas son fundamentadas en nuestra perspectiva de la fe cristiana: la búsqueda del bien común, el cuidado propio, mutuo y de la creación de Dios, el respeto por las diferencias, la convivencia democrática, el respeto por la vida.

Nuestros proyectos educativos son consecuentes con estos valores, incluso el nombre que lleva nuestro Instituto, “Alberto Schweitzer”, en memoria de su testimonio de fe y servicio cristiano.

Buscamos conocer a cada familia por sus nombres y podemos efectuar un acompañamiento pastoral a través del Pastor de la Iglesia Evangélica Metodista en Almagro y su comunidad de fe, de puertas abiertas, que lo respalda.